Avisar de contenido inadecuado

El Showtime de los Lakers

Cualquiera que tenga más de treinta años y sea aficionado al baloncesto recordará haber pasado alguna que otra noche en vela siguiendo las primeras retransmisiones televisadas de la NBA, una competición que en esa época se antojaba tremendamente lejana, un deporte, por así decirlo, de otra galaxia.

 

 

En efecto, durante los años 80, la diferencia de juego entre el baloncesto norteamericano y el del viejo continente era abismal, por las condiciones atléticas de los jugadores, por la velocidad del juego, superior en todos los aspectos y, fundamentalmente, por la vistosidad con la que aquellas jugadas, aquellos contrataques, aquellos estratosféricos mates, nos dejaba anonadados ante la pantalla, soñando con quizás algún día, poder emular a estos nuevos ídolos.

Esta época coincidió, además, con una generación de baloncestistas extraordinaria, enmarcada en equipos como los Lakers de Los Angeles y los míticos Celtics de Boston, que se repartieron ocho títulos durante la década, o los 76ers de Philadelphia, que ganaron el campeonato en 1983. Sin embargo, si por algo destacó este maravilloso periodo de expansión de la NBA, fue por la manera de jugar del equipo californiano, liderado por un joven jugador de extraordinario talento, Earvin “Magic” Johnson y un veterano como Kareem Abdul Jabbar (antes conocido como Lew Alcindore).

¡Showtime!

Esta manera de jugar, en que primaba la velocidad, el contrataque y la fantasía de los pases imposibles de Magic, coincidió en el tiempo con el baloncesto más académico y tradicional de los Celtics de Boston, capitaneados por Larry Bird, con lo que se acuñó una rivalidad que brindó partidos memorables a la historia del baloncesto e inundó las calles de todo el mundo de zapatillas de baloncesto, camisetas y gorras de ambos equipos.

Tras un primer año glorioso, seguido de una decepcionante 2ª temporada, llegó al equipo el entrenador Pat Riley, que llevó al equipo a conseguir 4 anillos más durante los años ochenta. Con Riley de entrenador los Lakers empezaron a jugar de una manera más rápida y vistosa, gracias también a una plantilla en que destacaban jugadores como James Worthy, Byron Scott, Michael Cooper, Kurt Rambis, Jamaal Wilkes o A.C. Green, siempre apoyados en el poderío y veteranía de Jabbar y el magnífico repertorio de pases picados y de béisbol, asistencias mirando al tendido y dribblings de dibujos animados de Magic Johnson.

Tras varios años de dominio absoluto en el juego, sólo discutido por la eficacia e inteligencia de los Celtics de Bird, Parish, McHale, Johnson y Ainge, la retirada de Jabbar marcó el comienzo del declive de los Lakers, un equipo que marcó época e hizo afición en todo el mundo, en favor de los “Bad Boys” de Detroit, que se llevaron los 2 últimos campeonatos de la década.

¿Cuál es tu equipo preferido de la NBA? Si quieres emularlos en la cancha, te recomendamos comprar zapatillas de baloncesto recomendadas por los mitos del baloncesto actual:

 TAGS:Adipower HowardAdipower Howard

Las botas de "Superman Dwight Howard", el rey del mate en la NBA y líder de Orlando.

Comprar Adipower Howard 89,00

 

 TAGS:Adizero Rose 2Adizero Rose 2

Derrick Rose ha conseguido que los aficionados vuelvan a creer en los Chicago Bulls desde la marcha de Jordan. ¿Será este año?.

Comprar Adizero Rose 2 107,00

 

Deja tu comentario El Showtime de los Lakers

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre