Avisar de contenido inadecuado

Rod Laver, el cohete australiano

 TAGS:Hay quien sigue considerando a Rod Laver como el mejor jugador de tenis de todos los tiempos, por encima de otros firmes candidatos como Pete Sampras, Roger Federer o el propio Rafa Nadal. El australiano (Rockhampton, 1938), fruto de la unión de dos tenistas, comenzó pronto a manejar la raqueta.

Con apenas 18 años, ya era una estrella en ciernes en Australia, por entonces una de las primeras potencias mundiales. Vivió la era en la que oceánicos y norteamericanos dominaban el panorama.

Ese año de 1956 formó parte del prestigioso equipo australiano de Copa Davis y comenzó a despuntar como un gran jugador de dobles, sumando títulos de abolengo a su aún modesto palmarés.

En 1961, sin embargo, comenzó a labrar una prodigiosa carrera individual, ganando su primer Wimbledon, título que repetiría en 1962, 1968 y 1969. Su explosión lo convirtió en la estrella del momento casi de inmediato.

Fue la temporada siguiente la que mejor refleja sus méritos. En 1962, Rod Laver se convirtió en el primer y único jugador capaz de levantar en un mismo año los trofeos de los cuatro ‘grandes’: Australia, Roland Garros, Wimbledon y Estados Unidos. Siete años después repitió la hazaña.

Sólo Emerson, Agassi, Federer y Nadal, recientemente, han conseguido el ‘Grand Slam’, al vencer sobre todas las superficies más prestigiosas, aunque todos ellos lo consiguieron en al menos dos temporadas. El mito de Rod Laver permanece inalcanzable.

Sobre Laver pesa la incongruencia de una época difícil para el tenis, cuando coexistieron amateurs y profesionales, y el circuito carecía de valoraciones estadísticas o rankings que reflejasen oficial y conjuntamente los logros.

En cualquier caso, la prensa especializada lo encumbró primero como el mejor amateur y, años después, como el número 1 profesional. El tenis de Laver marcó la década de los sesenta.

11 Grand Slams (durante muchos años no pudo participar al ser profesional) y, según algunos, más de 160 títulos, aunque la ATP solo considere los que ella misma acreditó (39). Parece lógico pensar que la cifra de grandes campeonatos habría podido ser muy superior, ya que, en pleno rendimiento (1963-67), Laver no optó a esos títulos.

Australia añora esa época dorada de su tenis. La pista central de Melbourne conserva el nombre de Rod Laver y una estatua situada en los aledaños del recinto que alberga cada año el Abierto de Australia mantiene presente el éxito de su pasado.

¿Te animas a seguir los pasos de Rod Laver? En ese caso necesitarás comprar material de tenis a la altura:

 TAGS:Babolat E-Sense LiteBabolat E-Sense Lite

Babolat E-Sense Lite

 

 TAGS:Wilson KsevenWilson Kseven

Wilson Kseven

Deja tu comentario Rod Laver, el cohete australiano

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre