Avisar de contenido inadecuado

De 'Pavones' a 'Zidanes'

 TAGS:El talento y la madurez deportiva explotan a veces en edades tempranas y prematuras en el deporte. Rafa Nadal, Ricky Rubio, Raúl, Fernando Torres o Messi son excepciones de una transición rigurosamente difícil para cualquier joven que aspira al máximo nivel.

En el fútbol, metafóricamente, el filial es la educación, mientras que el primer equipo es la profesión. Generalmente, transcurrir entre uno y otro está al alcance de unos cuantos pudientes, pero existen pocos límites. Un deportista que ronda la veintena puede estar preparado deportiva pero no mentalmente. 

Los técnicos de la cantera ejercen como educadores y guías en esta etapa clave de aprendizaje. La exigencia de talento no es menor a la personal. Jugar en el primer equipo conlleva más responsabilidades, reglas y presiones, especialmente en el caso de clubes ‘grandes’.

El camino nunca debe ser tormentoso para un aspirante a futbolista (o deportista) profesional, por lo que sus técnicos deben cuidar con mimo su salud mental y relativizar sus éxitos y sus fracasos. Los pies, en el suelo. La vanidad no hace amigos.

Una vez que un jugador joven es promocionado a la primera plantilla, su primer técnico hereda las funciones de su colega del filial. Aun estando más formado y presumiblemente maduro, la transición acarrea dificultades.

Es conveniente que el canterano se sepa válido, puesto que de faltarle calidad no estaría siquiera en dicha situación. Debe concentrar sus esfuerzos en adaptarse al nuevo ritmo, intensidad, presión y exigencias. Resulta adecuado que le marquen objetivos concretos.

Con todo, es el primero que debe asimilar que su fase de aprendizaje sigue en marcha. Alcanzar el primer equipo es un paso más, pero restan muchos para resistir lo efímero. El técnico debería espolear su entusiasmo e ilusión por la progresión continuada. Más allá de los resultados presentes, el futuro siempre puede ser mejor.

De esta manera, deben valorarse los pequeños éxitos, como disfrutar de unos pocos minutos en algunos partidos. Entender esto como un gran logro no es siempre sencillo, más cuando algunos jugadores proceden de equipos en los que han ejercido un claro liderazgo. Hacer entender este proceso forma parte de las funciones de un cuerpo técnico inteligente.

De esta manera, al jugador se le reclamará un gran esfuerzo físico y también mental para integrarse con el resto de compañeros. La concentración, la atención, el control o la motivación son elementos tan importantes como cualquier entrenamiento en el gimnasio o sobre el césped.

Junto a la familia de un joven talento, los responsables de un club de fútbol ejercen como modelos vitales a seguir. Así, deben ser los primeros en rebajar la euforia, frenar sus caídas y aconsejar con criterio. La fama cambia frecuentemente a las personas.

Aun con todo, a veces la mejor dirección no es una promoción al primer equipo. Un buen rendimiento con el filial puede atraer a otros clubes y generar posibilidades alternativas para desempeñar esta profesión. Lo aprendido nunca cae en saco roto.

¿Practicamos nuestro talento en el campo? Entonces te recomendamos comprar material de fútbol como éste:

 TAGS:Camiseta Atlético de Madrid Nike 2011-2012Camiseta Atlético de Madrid Nike 2011-2012

Camiseta Atlético de Madrid Nike 2011-2012, la camiseta de los campeones

 

 

 TAGS:Adidas Copa MundialAdidas Copa Mundial

Adidas Copa Mundial, inyección directa para un óptimo ahuste y control

Deja tu comentario De 'Pavones' a 'Zidanes'

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre