Avisar de contenido inadecuado

España busca su sexta Davis en Praga

 TAGS:España y la República Checa reeditan la final de la Copa Davis de tenis celebrada en 2009. Esta vez, en Praga. Entonces, en el Palau Sant Jordi de Barcelona, con Rafa Nadal y sobre arcilla, el resultado fue cristalino. El 5-0 traslució la superioridad española en el circuito ATP, con dos jugadores entre los cinco mejores del mundo y un fantástico fondo de armario.

Un par de años después, el dominio hispano se mantiene, aunque el duelo crece en dificultad. El O2 Arena de Praga albergará una pista muy rápida (dicen que más aún que la del reciente Torneo de Maestros) y el actual campeón se presenta sin Nadal. El contexto es muy similar al de 2008, cuando España ganó la final en Argentina sin sus primeras espadas.

No obstante, la presencia de David Ferrer, reciente campeón en París, avala a todo el equipo. El valenciano ha alcanzado su mejor tenis pasando la treintena y se ha convertido en un seguro de vida. Casi nunca pierde con tenistas que no sean superiores a él en ránking (Djokovic, Federer, Murray y Nadal, casi nada).

El de Jávea se adapta bien a la superficie dura e incluso cubierta, aunque su rival gana más enteros todavía. Tomas Berdych es un tenista descomunal, demasiado irregular para asentarse en el Top 5, pero un talento de enorme tamaño. Su altura le permite servir y repartir cañonazos. Bajo techo, la velocidad aumenta.

No se prevén partidos de intercambios, al menos no lo quieren los checos. Para los españoles, en cambio, todo punto que se alargue sumará a su favor. Como número dos checo aparece el veterano e histriónico Radek Stepanek. Junto a Berdych, afronta un fin de semana (16-18 noviembre) histórico.

Para Stepanek es la última oportunidad de conquistar un gran torneo. Para la República Checa, la mejor posibilidad de levantar su primera Davis desde que Checoslovaquia se disolviese en dos Estados. Además, los centroeuropeos podrían convertirse en el primer país de la historia en ganar la Fed Cup, la Copa Hopman y la Copa Davis el mismo año.

Es evidente que las bazas locales son Berdych, fundamentalmente, y Stepanek. Previsiblemente, ambos formarán también pareja en el dobles, un punto que puede ser decisivo en esta final. Luka Rosol e Ivo Minar completan el equipo como meras comparsas.

El equipo español, sin embargo, cuenta con mayor equilibrio y jerarquía. Busca su sexta Davis, la cuarta en los últimos cinco años. Ferrer, como número uno, jugará dos partidos de individuales. Almagro, como dos, también. El murciano, que roza el Top Ten, es una buena baza en superficie rápida, donde saca partido de su potencia.

Como pareja de dobles repiten Marcel Granollers y Marc López. No pueden llegar en mejor momento, tras sorprender en el Torneo de Maestros con un título de abolengo. Ambos son jóvenes y tienen capacidad para derrotar a cualquiera. Stepanek y Berdych, en cualquier caso, forman un dúo inquietante.

Deja tu comentario España busca su sexta Davis en Praga

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre