Avisar de contenido inadecuado

Aprende a cargar la mochila

{
}

 TAGS:Para cargar las mochilas y hacerlo bien conviene seguir un cierto orden y aplicar la lógica en la distribución de los pesos. Para simplificar la tarea y asegurarnos de que no nos olvidamos de nada, es buena idea preparar todo lo que queremos meter en la mochila sobre una única superficie, como la cama o el suelo.

De esta forma evitaremos despistes y podremos, de un solo vistazo, saber los distintos volúmenes y pesos de los objetos que queremos portar en nuestra salida outdoor.

Tendremos que intentar llenar la mochila con la carga equilibrada, evitando que un lado sea más pesado que el otro. Si planeamos mal esta acción, soportaremos las consecuencias durante todo el tiempo que llevemos la mochila encima: incomodidad, molestias en la espalda, sobrecargas musculares, etc.

Primero colocaremos en el fondo alguno de los objetos de gran tamaño y no demasiado peso, como por ejemplo los sacos de dormir, todo un clásico de suelo de mochila. Le seguirán los objetos más pesados y grandes, que abarcarán todo el espacio central.

Los objetos más livianos se colocarán arriba del todo, de esta forma evitamos su rotura o menoscabo y también el que el peso de la mochila nos lleve hacia atrás, que es lo que ocurriría de situar aquí la carga más pesada.

Tener en cuenta que algunas de las cosas que queremos llevar pueden almacenarse a su vez dentro de otras, con el consiguiente ahorro de espacio. Aunque es importante limitarse a lo necesario para no tener que soportar demasiado peso.

Los bolsillos exteriores pueden servirnos para guardar accesorios de outdoor que pueden hacernos falta a lo largo del viaje, como una chaqueta extra por si hace frío, una gorra, gafas de sol, botella de agua, algún tipo de tentempié.

Sin embargo, en estos bolsillos nunca guardaremos objetos de valor ni documentación, ya que correríamos el riesgo de perderlos, dada la mayor y mejor accesibilidad de esas zonas de la mochila.

El ajuste correcto de la mochila nos garantizará la comodidad durante su transporte, por eso conviene perder un poco de tiempo en ajustar los tirantes, las cintas, las correas y la zona de la riñonera.

Nuestro objetivo ha de ser conseguir que, ya que hemos distribuido la carga uniformemente en el interior de la mochila, su adecuado ajuste exterior culmine nuestro esfuerzo y nos proporcione un peso homogéneo tanto de derecha a izquierda del eje central de la mochila, como en la relación hombros –  caderas.

¿Nos vamos al campo? Si tienes planes de fin de semana, te recomendamos las mejores mochilas:

 TAGS:Millet respiration 25Millet respiration 25

La mochila perfecta para el finde, pequeña, ligera y ergonómica.

 

 

 TAGS:The north face alteo 35The north face alteo 35

Si necesitas una mochila algo más grande para escapadas de 4-5 días, esta mochila de The North Face es una de las más cómodas.

{
}

Deja tu comentario Aprende a cargar la mochila

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre