Avisar de contenido inadecuado

4-4-2, fútbol estándar

 TAGS:Entre todos los sistemas de juego escenificados en un campo de fútbol, el 1-4-4-2 se ha convertido con el paso de los años en la solución estándar. Quizá por su equilibrio (difícilmente pueden verse defensas de tres hoy en día), aunque también por su versatilidad.

La táctica tiene mucho más peso en el fútbol moderno, donde prosperan entrenadores innovadores y buenos estrategas. A veces, en detrimento del espectáculo. Una misma táctica puede encerrar una tendencia defensiva u ofensiva.

Suele prevalecer la primera. Los albores del fútbol, sin embargo, quedaron retratados como años de ataque y poca organización defensiva. Los buenos delanteros se hinchaban en partidos de ida y vuelta. Sin mucho criterio, pero espectáculo, al fin y al cabo.

Hoy en día, muchos equipos parten inicialmente con un 4-4-2. Sin embargo, el tipo de futbolistas incluidos en el once determina la estrategia a seguir. Inclinándose hacia una actitud especuladora, el equipo puede revelarse como un 5-4-1, incrustando a un medio centro entre los centrales, o como un 4-5-1, retrasando a un punta.

Esta última alternativa es la que más emplea la selección española de fútbol, actual campeona mundial y europea. Incluyendo cinco centrocampistas (Xabi, Busquets, Xavi, Iniesta y Silva) y un falso delantero (Cesc), en momentos de posesión de balón, puede convertirse incluso en un 4-6-0. En defensa, torna en un 4-2-3-1.

El 4-4-2 original establecía dos delanteros como referencia de ataque, así como cuatro defensas y cuatro centrocampistas específicos para sus posiciones. Sin embargo, actualmente proliferan jugadores de toque que caen en banda sin ser interiores o extremos. Así, se fortalece la posesión, aunque se pierde velocidad.

El 4-4-2 siempre puede sorprender al rival. Como recurso ofensivo, muchos entrenadores confían en uno de sus centrocampistas ofensivos para convertir la estrategia en un 4-3-3. Esta opción suele recurrir al uso de extremos (o falsos extremos) y un juego de ataque.

Que el centro del campo esté formado cada vez con más interiores y menos extremos repercute en las necesidades del equipo en banda. Así, los entrenadores cada vez demandan más funciones a los laterales modernos.

Por encima de este sistema y de cualquier otro están los jugadores. Serán ellos los que pongan el colofón a una táctica exitosa. Cuando dos estrategias colisionan en un terreno de juego, el talento suele ser el recurso de la victoria.

¿Echamos una pachanga? Te recomendamos el mejor material de fútbol para compartir un rato de juego:

 TAGS:Nike Mercurial Victory II TfNike Mercurial Victory II Tf

Nike Mercurial Victory II Tf, suaves y flexibles

 

 

 TAGS:Funda Espinillera NikeFunda Espinillera Nike

Funda Espinillera Nike, ligeras y resistentes

Deja tu comentario 4-4-2, fútbol estándar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre